Carlos Olvera

Guanajuato, Gto. 19 de julio de 2010.- Grupos independientes de defensa de los derechos de las mujeres  de la entidad se movilizan en internet desde que la directora del Instituto de la Mujer Guanajuatense (IMUG), Luz María Ramírez Villalpando, en un acto público consideró que los tatuajes y los piercings son ejemplo de la pérdida de valores en la sociedad.

Luz María Ramírez Villalpando, titular del IMUG (foto Gobierno del Estado)

A través de la recaudación de firmas que serán presentadas en  las 4 subprocuradurías de los Derechos Humanos instaladas en León, Irapuato, Celaya y San Miguel de Allende,  exigen que se sancione enérgicamente a la funcionaria.

Desde la semana pasada, a través del internet se difunde un escrito dirigido al titular de los Derechos Humanos, Gustavo Rodríguez Junquera, donde se pide la adhesión a la queja que interpondrán en las sedes de las oficinas de los Derechos Humanos y que inició prácticamente  con las declaraciones que  la titular del IMUG realizó en una reunión, el 13 de julio de 2010.

En su argumento, los grupos independientes  consideran que  las declaraciones de la funcionaria  “atentan  contra de lo establecido en el artículo 1 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el artículo 2 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el artículo 1 de la Constitución Política del Estado de Guanajuato y otras leyes  federales, estatales, así como tratados internacionales firmados por nuestro país”.

Según el documento, las declaraciones de Ramírez Villalpando “han detonado otros pronunciamientos a favor de la discriminación de las personas con tatuajes y piercings en los ámbitos laboral y educativo” por lo que ratifican la denuncia y exigen “las investigaciones  y resoluciones necesarias”.

El documento indica que se imprima el formato para recabar firmas; piden que les  avisen cuando esté llenos y se destaca la importancia de que sea antes del 21 de julio porque esa es la fecha límite para presentar las quejas”, que serán presentadas en las 4 subprocuradurias.