Carlos Olvera

Guanajuato, Gto. 16 de julio de 2010.- Alberto Diosdado,  secretario de Educación de la entidad, confirmó que ya se entrevistaron con la Comisión de Gestión y Acopio de la sección 142 del sindicato minero del Cubo, para establecer acuerdos de apoyo.

En entrevista en la capital, el funcionario manifestó que “en estos momentos estamos estableciendo contacto con ellos, con la finalidad de poderlos ayudar en este sentido”.

Sin embargo, reconoció que todavía no hay nada definitivo en estas peticiones y anticipó que luego verán “de manera concreta cómo podemos apoyar a los mineros”.

Alberto Diosdado, secretario de Educación de Guanajuato

El jueves pasado una brigada de trabajadores mineros encabezados por  el ex dirigente sindical Teodoro Landín Jaramillo, hicieron un recorrido por la dependencia luego de estar en el Congreso del Estado donde buscaron al secretario de la Comisión de Educación y ex dirigente sindical del SNTE, Héctor Astudillo García.

De ahí se fueron a la Secretaría de Educación de Guanajuato en la sede Pozuelos, para tratar de gestionar pagos en parcialidades en las inscripciones de sus hijos a las escuelas de educación básica.

En cuanto a la posibilidad de que la dependencia pudiera condonarles las inscripciones a los hijos de los trabajadores que estén en este nivel, el secretario de Educación manifestó que lo van a tratar con ellos y subrayó que estarán apoyando al sector minero.

Por su parte, los integrantes de la comisión del sindicato minero podrían buscar al rector de la Universidad de Guanajuato, Arturo Lara López, para apoyar a sus agremiados que tienen hijos en el nivel medio superior y superior.

En el tema de la presunta prohibición que tienen los maestros de secundaria y primaria para reprobar alumnos, Alberto Diosdado aseveró que se reunieron con los diputados y “en primer lugar no hay nada al respecto de la no reprobación”.

Dijo que en primer lugar  “nosotros como sector educativo estamos haciendo un trabajo en conjunto con los padres de familia con la finalidad de apoyar a los niños que están en riesgo de reprobación”, concluyó.