Moribundos que no se acaban

UNA COLORADA (VALE MÁS QUE CIEN DESCOLORIDAS)

Y la muerte los cargó, como bultos de basura,

por corruptos e incapaces, se los llevó la huesuda.

(LCL)

El nombramiento y la salida del fiscal de la FEPADE, es solo uno de tantos ejemplos de cómo el ser humano desde siempre  procura darle vuelta a la ley y excusarse de su cumplimiento. Pero esto no es una condición exclusiva del mexicano; ocurre en los Estados Unidos de Norteamérica, donde son varios los ejemplos en los cuáles la voluntad electoral democrática queda sujeta a las condiciones y compromisos de los consejeros de la materia y que decir de lo ocurrido apenas estos últimos días en Cataluña, donde podríamos someter a juicio a más de un funcionario de uno y otro lado del conflicto.

La ambición humana es tal que llega al despropósito de imaginar que con sólo aumentar la normatividad, el orden y la concordia podrán lograrse dejando de lado premisas tan importantes como el permitir a todo sujeto educarse para comprender la diferencia entre el mundo del Deber ser y el del Ser, empezando por vivir una infancia y una adolescencia, enmarcada en límites de conducta y sustentada en valores que promueven el respeto a la autoridad, el amor por el otro y la convivencia armónica. ¿Cómo es posible lograr adultos responsables si nuestros hijos no reciben ni una pequeña reprimenda por hacer sufrir a uno de sus compañeros o faltarle respeto a sus maestros? ¿Cuántos de los niños que empiezan a beber o usar drogas conviven en su núcleo familiar con un alcohólico o un drogadicto? ¿Que hacen los redactores de leyes ya no digo para castigar sino peor aun evitar que estos lleguen a ocupar puestos de gobierno?

Cuando la víctimas confían mas en la muerte del perro que en las medidas preventivas de la rabia para vivir en paz, es menester que se someta a revisión los millares de preceptos muchas veces incompatibles entre sí y en otras definitivamente injustas; para cumplir dicho propósito existen varias instancias que aglutinan las diversas normas aplicables a los ciudadanos en cada una de las dependencias, como lo serían las direcciones –generales- de apoyo parlamentario en la Cámara de Diputados o la de normas de la Secretaría de Economía. Por si no fuera suficiente y dependiente de la consejería jurídica de la presidencia de la república, se ha integrado –las últimas modificaciones son de hace una década- La Comisión de Estudio Jurídicos –federal- con una veintena de integrantes y la obligación mínima de reunirse cada trimestre para, entre otras cosas, que sea posible “coordinar la actuación jurídica de las Dependencias y Entidades para el eficaz desempeño de las funciones a cargo de las mismas y del Gobierno Federal” objetivo que buscan luego de “Deliberar sobre los temas de orden jurídico que sean comunes a las Dependencias y Entidades, a fin de procurar la adopción de los criterios jurídicos pertinentes para uniformar la postura de la Administración Pública Federal, respecto de los criterios de interpretación y aplicación de disposiciones jurídicas, del despacho de los asuntos de su competencia y su actuación ante los órganos de procuración e impartición de justicia…” Además de facilitar el camino hacia una gubernatura o puestos de mayor jerarquía, ¿pueden los ciudadanos encontrar beneficios en esta dependencia aglutinadora de las diversas leyes?[1]

De la integración de esta dependencia, donde los más de 20 titulares, sus adjuntos y suplentes, ordenan, archivan sugieren y redactan cambios, cualquiera puede consultar generalidades en el diario oficial de la federación del 8 de octubre de 2007 y tal vez solo quizá con ello logre una mejor comprensión de donde habrá de encontrar el camino que le inmunice de una muerte súbita, derivada de la voracidad de los agentes inmobiliarios –léase también, constructores, funcionarios que autorizan, aseguradoras etc., etc., etc,- como se está haciendo evidente luego del sismo del mes pasado.

Pero hechos trágicos como los ocurridos a partir del 7 y 19 de septiembre, no son más que un adendum de lo cotidiano, como que los cobros de luz se incrementen aun cuando el Presidente siga la lectura de sus escribientes que le hacen declarar la reducción de dicho costo[2]. Según la ley esta dependencia tiene la obligación de “divulgar temas de interés…. a  fin de mejorar su conocimiento y aplicación” ¿Cómo se está representando esta comisión frente a los particulares afectados? ¿Qué acuerdos han surgido de cuales grupos de trabajo? ¿Cómo se accede al archivo de dicha comisión? Lo que es innegable es que lo dicho -aun los equívocos y peor los falsos- tienen una mayor difusión que la verdad jurídica, lo cual se convierte en caldo de cultivo para la división ciudadana y en casos extremos hasta guerras civiles, a partir o de leyes verdaderamente deficientes o de lo complicado de las mismas.

¿Ha recibido invitaciones para talleres y cursos que le enseñarán a despedir empleados “molestos”? ¿Ya aprendió a evitar multas de tránsito, como publican algunas páginas que tienen propaganda de la ciudad? o ¿sabe de algún grupo de argentinos que con conocimiento de causa se opongan a la destrucción “legal” de los derechos autóctonos de mapuches, que señalan la contaminación de sus tierras por mineras extranjeras? Y peor aun ¿escuchó como un funcionario mexicano dijo que hay que convencer a Trump de no matar el TLC, pues al cabo de dos años la balanza será desfavorable a México? La verdad hay muchos a los que la parca debiera llevarse en este día de muertos.

———–

[1] En el 2007, ocupaba el puesto de consejero jurídico el señor Daniel Francisco Cabeza De Vaca Hernández
[2] La CFE, no sube tarifas, sino incrementa tramposamente el consumo –hay muchas formas de lograrlo  manipulando el medidor desde fuera, solo porque Usted se negó a comprar el nuevo aparato que quieren obligarlo a cambiar- aunque Usted solo prenda tres o cuatro focos que ya adquirió a precios de primer mundo.

 


INVITACIÓN
Si no lo han hecho anota tu cita con compañeros de la preparatoria UNO (generaciones desde 1950, hasta 1964) los días 8 y nueve de noviembre de 9 de la mañana a dos de la tarde. Nos veremos a conversar y escuchar las experiencias de compañeros que han servido a México de distintas maneras. ¿Donde? en el auditorio José María Vigil, del Instituto de Investigaciones bibliográficas.
Acércate a la hemeroteca, donde hay periódicos de nuestros compañeros donados para que las nuevas generaciones los conozcan.
Comparte esta invitación a otros compañeros con los que tengas contacto.

INICIO