La metodología de evaluación de CACECA está basada en estos y otros indicadores de carácter financiero y de infraestructura.

REDACCIÓN/Celaya, Gto. 11 de marzo de 2018.- El programa de la Licenciatura en Desarrollo Regional, que se imparte en la Sede Salvatierra de la Universidad de Guanajuato (UG), recibió por parte del Consejo de Acreditación en Ciencias Administrativas, Contables y Afines (CACECA), el reconocimiento como Programa de Calidad.

Presidium (Foto: UG)

El comunicado universitario informó que el certificado de acreditación lo recibió la Dra. Graciela Ma. de la Luz Ruiz Aguilar, Rectora del Campus Celaya-Salvatierra, quien asistió al evento junto con el Dr. Benito Rodríguez Haros, Director de la División de Ciencias Sociales y Administrativas, a la que pertenece el programa de Desarrollo Regional.

La acreditación de este programa por parte de un organismo como CACECA que tiene el aval del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para llevar a cabo el trabajo de evaluación y certificación, representa un logro alcanzado por directores, coordinadores de carrera, profesores y estudiantes de la DCSA de este Campus universitario.

Para lograrlo fue necesario trabajar en el diseño y administración del programa, que contempla el planteamiento de estrategias para impartición de contenidos temáticos, elaboración de proyectos de vinculación, investigación y generación de conocimientos, así como la realización de acciones y tareas para la formación integral de los futuros profesionistas en esa disciplina.

La metodología de evaluación de CACECA está basada en estos y otros indicadores de carácter financiero y de infraestructura, mismos que deben ser acordes y suficientes a los objetivos perseguidos por el programa.

La acreditación garantiza la calidad de los egresados de la carrera de Desarrollo Regional, la calidad del programa educativo, la calidad de los profesores y la calidad de la Institución, que logra a través de este mecanismo posicionar su prestigio a nivel local, regional y nacional.

Una condición necesaria para el libre tránsito profesional es, precisamente, la acreditación de los programas educativos. De esta forma se da respuesta a la demanda social que busca asegurar la calidad en el ejercicio profesional de aquellos que egresen de una institución de educación superior.