Una vez que la lluvia cesó, se reunió el Consejo de Seguridad para evaluar el resultado y acordar mantener la coordinación entre dependencias municipales y estatales ante cualquier contingencia por la temporada.

Guanajuato, Gto 14 de junio de 2018. La intensa lluvia que se registró por más de una hora en la capital de Guanajuato dejó inundaciones en varios inmuebles y el cierre parcial de las vialidades en todo el centro histórico.

Foto. especial

Cerca de las 17:30 horas, la lluvia inició fuertemente, lo que inmediatamente se vio reflejado, pues los automóviles y residentes quedaron inmovilizados en toda la ciudad, pues la Presa de la Olla se desbordó, inundando toda la calle de Paseo de la Presa, siguiendo su cauce hasta el jardín Embajadoras y Sangre de Cristo.

Nuevamente la subterránea volvió a sufrir las consecuencias de la naturaleza, pues quedó sin poder ser transitada, por lo que, como medida de seguridad, cerraron el paso hasta que disminuyera la lluvia.

La entrada de la ciudad quedó paralizada, pues a la altura de la entrada de las curvas peligrosas hubo un gran encharcamiento, lo que impidió que fluyera la circulación rumbo a la zona sur.

De acuerdo con autoridades municipales, no se registraron personas afectadas, aunque también minimizaron la situación, pues el presidente municipal, Edgar Castro Cerrillo, refirió que los videos que estaban circulando en las redes sociales, solo estaban alarmando a la sociedad, pues no se estuvo en estado de emergencia.

“Se registró el desbordamiento de la Presa de la Olla, el cierre durante dos horas de la calle Subterránea, Paseo de la Presa, además de inundaciones sin daños mayores en El Cantador, clínica diez del Seguro Social, donde cancelaron consultas, el Hospital General, Bodega Aurrera, así como viviendas y negocios de la calle Sangre de Cristo”, señaló el alcalde Edgard Castro Carrillo.

Sostuvo que no se presentaron daños graves en la ciudad y comunidades.

Una vez que la lluvia cesó, se reunió el Consejo de Seguridad para evaluar el resultado y acordar mantener la coordinación entre dependencias municipales y estatales ante cualquier contingencia por la temporada.

Desde el martes 12 de junio que iniciaron las lluvias la capital se vio afectada, pues la calle subterránea se inundó así como toda la zona del jardín El Cantador y los Pastitos, por la glorieta UNESCO.