Las primeras referencias de elaboración de un balón señalan que fueron cabezas humanas, tela cosida, cráneos de animales, vejiga de cerdo, entre otros.

Las primeras referencias de elaboración de un balón señalan que fueron cabezas humanas, tela cosida, cráneos de animales, vejiga de cerdo, entre otros. Se dice también que los egipcios, griegos, romanos practicaban un juego que consistía en manejar la pelota y patearla parecidas a lo que hoy es el futbol.

“Azteca”, balón oficial del Mundial de México 1986 (Foto Especial)

Anteriormente, el tamaño del balón dependía del elemento que se usara, ya fueran objetos como los antes mencionados, con la que se estuvieran  jugando en el partido, o bien caucho procesado. Recordemos que en el año 1836, Charles Goodyear patentó el caucho.

Cuando la liga de futbol de Inglaterra se fundó en el año 1888, había dos empresas que hacían balones: Mitre y Thomlinson Glasgow, las que produjeron pelotas durante mucho tiempo.

En 1855, Charles Goodyear diseñó e hizo las primeras pelotas de goma; en 1960 se confeccionó el primer balón sintético; y 1980 fue el año en que las bolas de cuero desaparecieron.

A lo largo de los años han cambiado muchas cosas con relación al balón futbolístico como los colores, las formas, patrocinadores de diseño, entre otras cosas.

Algunos de los balones que han estado presentes en los mundiales son: “Tango” (España, 1982), “Azteca” (México, 1986), “Etrusco” (Italia, 1990), “Jabulani” (Sudáfrica, 2010) entre otros.

Las características de un balón de hoy son: mide entre 68 y 70 centímetros, pesa entre 400 y 450 gramos, el aire oficial de la pelota es de 8.5 15.6 psi (libras por pulgada cuadrada), el diámetro es de 22 a 23 centímetros.

One comment

Historia del balón de futbol

  1. Un comentario interesante y bien escrito. A mí todavía me tocó jugar, cuando era niño, con balones de cuero que tenían una cámara de hule que se metía dentro del cuero que se cerraba con una especie de agujetas y después lo inflabas con una bomba de aire. Además tenías que untarle al balón una grasa especial para que se conservara en buen estado. Recuerdo que mi mamá me compró un hermoso balón que venía en una red, en Deportes Pinedo que en aquel tiempo era la mejor surtida en artículos deportivos.
    Felicidades Santiago por tu escrito que tan buenos recuerdos me trajo.

Comments are closed.