Guanajuato, Gto 11 de julio de 2018. Pese a que las momias del museo en la capital presentaron daños notorios a su fisionomía, la autoridad pareció no notarlo.

Ramón Izaguirre Ojeda, síndico (Foto. Vivian Della Rocca)

Durante un recorrido en el museo, los integrantes de la Comisión de Momias fueron para ver los avances de obra y aseguraron que la exhibición ha mejorado considerablemente, pero no notaron que había por lo menos tres momias con fracturas o piel levantada.

En cambio, se habló al terminar el recorrido, sobre invertir casi 300 mil pesos para la tercera etapa del proyecto de rehabilitación del inmueble, que se usaría para concluir con las nuevas vitrinas.

Ramón Izaguirre Ojeda, como integrante de la comisión de Momias y de Hacienda, dijo que estarán impulsando ese tema como principal en la Tesorería, para inyectar parte del recurso extra que se tiene de 10 millones de pesos, por el pago de Totalplay por el derecho de la vía pública.

Salvador Jaime Arroyo, director de Turismo (Foto. Vivian Della Rocca)

En cuanto al estado de los cuerpos áridos, el director de Turismo, Salvador Jaime Arroyo, minimizó la situación y dijo que ha sido por los mismos cambios que se hicieron de las vitrinas, por lo que le solícito al encargado de despacho, Mario Aguado, vea el tema.

Es de recordar que una momia sufrió de plaga por la humedad. Está ubicada en el Centro de Atención de Sangre de Cristo, y pese a que ya se compuso, se decidió no sacarla a la exhibición por precaución, por lo que las nuevas vitrinas en el museo de la capital garantizan su preservación.