Boxeo sin guantes del siglo XVIII, en una pintura (Foto: Especial tomada del sitio @BoxingHistory)

La primera vez que se habló del boxeo fue en 1743. El pugilismo sin guantes, practicado en el siglo XVIII y principios del XIX en Gran Bretaña, es considerado el antecedente inmediato del boxeo como lo conocemos hoy en día. La práctica poco a poco trascendió de los espacios del frontón y del tenis, y se transformó y extendió a otros ámbitos más importantes y específicos. Para el siglo XX, el boxeo ya tenía un lugar reconocido dentro de los deportes.

Las reglas que tenemos en la actualidad fueron establecidas en 1889 por el Marqués de Queensberry, quien además introdujo el uso de los guantes para boxear. El Consejo Mundial de Boxeo se fundó en 1963, y está encargado de que las reglas se cumplan al pie de la letra. Algunas de las categorías que regula son paja, gallo, supergallo y pesos pesados.

Las primeras peleas del boxeo se realizaban sin límite de asaltos. Después se puso un tope en cada combate, que era de veinte rounds, y luego bajó a quince. Quienes son campeones mundiales o continentales de esta disciplina pelean a doce etapas. Los boxeadores tienen otras opciones, como el título nacional que comprende diez, mientras que los amateurs o de menor categoría pelean entre cuatro, seis y ocho asaltos.