El derecho procesal penal debe entenderse como un medio en un sistema que busca proteger los derechos humanos

REDACCIÓN/Guanajuato, Gto. 09 de octubre de 2018.- La Dra. Patricia Lucila González Rodríguez, académica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), presentó su obra “Manual de Derecho Procesal Penal. Principios, derechos y reglas”, en la Universidad de Guanajuato (UG).

Presentación editorial (Foto: UG)

De acuerdo al comunicado de prensa universitario, en el evento, el Rector General de la UG, Dr. Luis Felipe Guerrero Agripino, sostuvo que la obra evidencia la formación académica y experiencia profesional de la Dra. González Rodríguez, especialista en el sistema adversarial acusatorio.

Luego de analizar los planteamientos del manual, el Dr. Guerrero señaló la relevancia de asumir que el derecho procesal penal debe entenderse como un medio en un sistema que busca proteger los derechos humanos, limitar “el terrible abuso de la prisión preventiva” y llegar a soluciones alternas en los conflictos, explicó.

“Manual de Derecho Procesal Penal. Principios, derechos y reglas” es una obra clara y didáctica, que abarca todas las instituciones torales que comprende el sistema penal acusatorio y permite ver hacia dónde tiene que ir este modelo, opinó el Mtro. Daniel Federico Chowell Arenas, Magistrado del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, catedrático en la UG y comentarista del libro.

Por su parte, el Director del Departamento de Derecho de la UG, Dr. Leandro Eduardo Astrain Bañuelos, hizo referencia a la importancia de la obra “que se encuentra enmarcada en el discurso garantista, propio de un Estado constitucional” y que es el que se sigue en la Universidad de Guanajuato, aclaró.

En la actualidad la ciencia del derecho procesal penal se encuentra enmarcada en dos discursos, el eficientista del derecho penal del enemigo, que considera que es necesario reducir algunas garantías o derechos de naturaleza procesal, con el propósito de hacer eficiente la parte punitiva, y por otro lado el discurso garantista que busca la minimización de la violencia con el propósito de que no sean lesionados los bienes jurídicos, ni de la sociedad, ni de los imputados, explicó el Dr. Astrain.

Remarcó que uno de los grandes méritos del texto es que está escrito por alguien que conoce plenamente el sistema adversarial, pues la Dra. Patricia Lucila González Rodríguez trabajó con este modelo en Chihuahua, uno de los estados precursores  del sistema penal acusatorio, en donde se aplicó varios meses antes de que se implementara constitucionalmente en el país.

Para finalizar, el Dr. Astrain Bañuelos afirmó que es necesario construir dogmática procesal penal y este texto abona a ello, por lo que es una lectura obligada para académicos y operadores del sistema.