El Calaverinto…

La muerte hoy ha  llegado

muy enojada a la nación

y a todos nos ha retado

a enfrentarla con unión.

¡Ay mexicanitos!

vaya que las están regando,

pues entre pleitos y gritos

la patria les van robando.

 

Se las roba el gobierno,

se las roban los rateros,

juro que ni en el infierno

he visto más usureros.

 

Péguenme todos en bola

que me hacen trabajar mucho,

la división mata más que la pistola

y puro insulto les escucho.

 

Dicen que fue la elección

tal vez  eso pudo ayudar,

pero creo que la división

comienza a la hora de cobrar.

 

No esperen a que aparezca

en forma de bomba o temblor

únanse para que crezca

algo más bueno de su amor.

 

Pobre de la huesuda

México le rompió las costillas

se acordaron que su ayuda

hace grandes maravillas.