Conoce el legado de Hermenegildo Bustos y la obra de artistas contemporáneos

CULTURA/Guanajuato, Gto. 27 de diciembre de 2018.- Conoce los tesoros escondidos del Estado, visita Purísima del Rincón donde se encuentra el Museo Hermenegildo Bustos que  fue inaugurado en 2016 y  que cuenta con un amplio acervo del pintor.

Casona del Museo (Foto: IEC)

De acuerdo al comunicado de prensa, este museo, bajo el resguardo del Instituto Estatal de la Cultura (IEC), tiene para este periodo vacacional tres exposiciones temporales que no te puedes perder: la colectiva  titulada Gráfica Muerte, Esculturas de José y Tomás Chávez Morado, y Resquicios de un corazón enraizado de Adry del Rocío.

La construcción de la muestra Gráfica Muerte producida desde técnicas diversas: litografía, xilografía, neolografía, linografía y grabado en metal; podría entenderse como un sarcasmo más contra la muerte, donde esta expresión socarrona se rebela contra la pesadez de una sociedad petrificada por sus funestos días. O bien, su título activo con el punzar de la técnica creativa, la dualidad que desde las profundidades civilizatorias entrelaza vida y muerte, tradición y modernidad, pasado y presente.

En la exposición por los hermanos Chávez Morado podrás admirar el trabajo realizado en la disciplina escultórica donde gran parte de las piezas se caracterizan por un contenido nacionalista. También destaca el tema de la maternidad, la familia y la mujer como pilar de ésta. Entre las últimas piezas realizadas por el Mtro. Tomás, resalta el tema de escenas marinas con peculiar sentido del humor.

Sobre su exposición, Adry del Rocío nos dice: “Pinto para renacer, reinventarme para vivir, sentir. Pinto para asomarme por esa ventana que muestra el alma de las cosas, para descubrir un tesoro dentro de la nada. Pinto para evidenciar caminos, para morirme por un sueño y surgir en la pureza de un color, de una pasión, de un sabor. Pinto para crear y compartir nuevos mundos, para volar y comer futuros. Pinto para volver a creer en la insuperable hermosura que guarda nuestra tremenda existencia.”

Ya mucho se ha dicho de Hermenegildo Bustos, fue un extraordinario artista que sorprendió por su formación autodidacta, cuya ausencia académica no mermó en ningún sentido la enorme calidad de su trabajo plástico.

Nació en Purísima del Rincón, desde edad muy temprana dio extraordinarias muestras de su talento como retratista sorprendiendo por la calidad de su detalle y la evidente destreza de su pincel, pero sobre todo, por la poderosa carga psicológica que caracteriza a sus espléndidos retratos.

El inmueble que ocupa ahora el Museo Hermenegildo Bustos ubicado en Purísima del Rincón, fue construido por iniciativa del Lic. Manuel Doblado en 1862, su uso inicial fue el de panteón. Posteriormente durante la década de 1930 y 1940, la escuela se complementó con nuevos espacios hasta alcanzar la distribución que actualmente conocemos, que por años fungió como la escuela “Dr. Agustín Medrano”, benefactor el pueblo.

Por ello, el eje fundamental del museo es reconocer el trabajo artístico que legó a los purisimenses, a Guanajuato y a todo el mundo con su obra pictórica, así como en mostrar las máscaras de la Judea, tradición cultural que surge también a iniciativa del mismo artista.

Este recinto, vendrá a ser un importante detonante en materia cultural y turística para esta zona, además que complementa los rasgos culturales de este municipio y de manera integral consolida atractivos como son el pueblo mágico de Jalpa de Cánovas y la propia Judea.

De su obra del artista se destaca “Retrato de familia”, en ella el genial pintor retrata con absoluta destreza y dominio del pincel a dos mujeres y un hombre cuyas miradas y atuendo sorprenden por su realismo e impecable ejecución que testifican la altura de un artista autodidacta que llevó el retrato popular del siglo XIX a niveles magistrales.

“Retrato de familia” es una obra de pequeño formato realizada en óleo sobre tela donde como siempre, sorprende por la fineza del dibujo y su maestría en el uso del color, teniendo como fondo el uso de tonos neutros, recurso que también fue muy frecuente en su obra.