Guanajuato, Gto 11 de enero de 2019. El desabasto de combustible en la entidad que ha generado compras de pánico y una afectación a la economía, es resultado de una estrategia fallida por parte del Gobierno de la República.

Para el Grupo Parlamentario del PRI, la solución al robo de hidrocarburos no es cerrando ductos ni colapsando la actividad económica del estado sin gasolina.

A consideración de las diputadas y diputados del PRI, se pone en riesgo la
gobernabilidad y la estabilidad social, incluso se advierten posibles violaciones a los derechos humanos, al afectarse los derechos al desarrollo y a la salud. En este último caso, al impedir que las personas acudan a la atención de una emergencia.

Coincidimos y apoyamos el combate a los huachicoleros pero exigimos que se haga con una estrategia planificada que no genere afectaciones económicas y sociales.

Demandamos del Gobierno Federal informe la verdad del origen de este conflicto y se comunique con transparencia al pueblo de México, para evitar la incertidumbre y la especulación; y pedimos se anuncien las acciones concretas para que este problema no vuelva a ocurrir en el país.