Inclusión de las mujeres en la ciencia, mezcla de trabajo arduo y mucha disciplina: académica de la UG

REDACCIÓN/Guanajuato, Gto. 10 de febrero de 2019.- Con un llamado a las mujeres para que se convenzan de que pueden desarrollarse plenamente en el ámbito científico, la Dra. María Cristina del Rincón Castro, profesora en la Universidad de Guanajuato (UG), reflexionó sobre los retos que aún enfrentan para desenvolverse como investigadoras.

Mujeres en la ciencia (Foto: UG)

De acuerdo al comunicado de prensa, en el marco del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, a celebrarse el 11 de febrero, la Dra. Cristina del Rincón compartió su experiencia y sostuvo que es necesario seguir trabajando: “para que seamos consideradas de manera equitativa, no por el hecho de ser mujeres, sino de ser científicas capaces de ocupar un puesto o una posición”.

En su opinión, los principales obstáculos se dan en el ámbito laboral, pues el número de mujeres que terminan estudios de posgrado es apenas levemente inferior al de hombres; el problema es que al graduarse muchas mujeres eligen encargarse del hogar y sus hijos precisamente porque consideran que no pueden compaginar ambos roles. 

Al respecto, consideró que si bien es cierto que para las mujeres suele ser más complicado acceder a posiciones laborales cuando se compite con un hombre porque prevalece la idea de que ellas tienen otras responsabilidades en el hogar, Esto no debe ser motivo para lamentarse, sino para seguir trabajando por la equidad.

En su caso, relató que desde el bachillerato ya sabía que quería ser científica y por eso decidió estudiar la licenciatura en biología y luego la maestría y doctorado en biotecnología. “Tenía clarísimo como meta, como proyecto de vida que quería dedicarme a la ciencia, lo decidí sacrificando muchas cosas”.

La Dra. Cristina del Rincón Castro actualmente es Coordinadora de la Maestría y Doctorado en Biociencias en el Campus Irapuato-Salamanca de la UG, por lo que reconoce que ha necesitado mucha disciplina y mucha organización para hacer compatible su vida como mamá de dos hijas, esposa y su labor como profesora investigadora.

“Sí es un trabajo muy arduo, pero la clave es la organización para programar todas las actividades que uno tiene que hacer para que alcancen las 24 horas del día”, afirma.

Además de su trabajo académico, la Dra. Cristina del Rincón se ha distinguido por participar en diversas actividades con organizaciones de apoyo a las mujeres, y en la Universidad de Guanajuato ha impartido pláticas relacionadas con educación sexual y prevención de violencia, porque reconoce que los aspectos emocionales pueden en un momento dado afectar el desarrollo profesional. 

En su mensaje en el marco del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, expresó que es fundamental que las mujeres estén conscientes de que son perfectamente capaces de obtener un título universitario, “que entren convencidas de que pueden desarrollar este tipo de actividad” que de entrada no se rindan ni se pongan trabas, “es una limitante que quisiera que borraran”.

La mujer en la ciencia

En el año 2015 la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió proclamar el 11 de febrero como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, para recordar el papel que éstas desempeñan y promover el acceso y la participación plena y equitativa en el desarrollo del conocimiento.

Actualmente, se estima que menos del 30 por ciento de los investigadores en todo el mundo son mujeres, por lo que en la Universidad de Guanajuato se ha realizado un esfuerzo por promover vocaciones científicas sin distinción de género. Uno de los esfuerzos más emblemáticos son los Veranos de la Ciencia, en donde en la última edición (2018) el 55.7 % de participantes fueron mujeres.

En lo que respecta a las profesoras-investigadoras de la UG que pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) se registra un incremento constante al comparar cada año, siendo el 2016 el año que representó el mayor aumento al registrar un crecimiento del 24.56%. En 2018, 175 investigadoras estaban inscritas en el padrón del SNI, 156 en 2017, 142 en 2016 y 114 en 2015.

En la Universidad de Guanajuato existe un reconocimiento de emprender un “renovado esfuerzo a fin de generar un clima propicio —en términos legales, de actitud, de reconocimiento y protección— al desarrollo pleno de las mujeres, y por lo tanto de nuestra sociedad”, finalizó. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

19 − nineteen =

11 − = 10