Guanajuato, Gto 14 de marzo de 2019. La recién aprobada reforma al artículo 19 de la constitución para que los involucrados en delitos como el robo de hidrocarburo y la posesión de armas de fuego exclusivas del ejercito permanezcan en prisión preventiva durante el proceso legal, podría representar una contradicción a los principios del sistema de justicia penal.

Lo anterior lo señaló el rector general de la Universidad de Guanajuato, Luis Felipe Guerrero Agripino, quien explicó que la parte medular del nuevo sistema de justicia penal es reducir al mínimo la prisión preventiva.
Consideró que esta reforma sería una contradicción a los principios del sistema al ampliar el catálogo de delitos que consideran prisión preventiva.

“En estricto sentido, esto incide en la naturaleza del sistema acusatorio, el sistema tiene como principio la presunción de inocencia, limitar al máximo la prisión preventiva, ampliar la prisión preventiva representa una no consistencia con el modelo acusatorio”.

Consideró que habrá que revisar cuales serían las consecuencias colaterales de la aplicación de la reforma, más allá de llenar las cárceles, sino lo que representa para el sistema acusatoria adversarial.

Detalló que en la construcción del nuevo modelo de justicia se advirtió en tener cuidado en implementar el nuevo sistema de justicia ya que este se debe de adaptar al contexto del país.

“Se dijo que tuviésemos mucho cuidado en qué modelo íbamos a implementar, para un modelo mexicano, el problema es que a medida que nos distanciamos de un modelo, no esperemos consistencia en su aplicación”

Señaló que no se trataría propiamente de un retroceso, pero si de una controversia con los principios del actual sistema de justicia penal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

six + eighteen =

33 + = 40