La primera vez que se habló de este deporte fue hace más de 2000 años de antigüedad. La palabra Jiu-Jitsu quiere decir: “el arte de obtener la victoria por medio de la flexibilidad o de ceder a la fuerza” del oponente.

El inicio Jiu-Jitsu moderno fue entre el siglo VIII y el siglo XVI. Durante ese periodo había una  constante  guerra civil en Japón,  los japoneses utilizaban las espadas para defenderse que modificaban en cada batalla. 

En esa época las técnicas de esta disciplina eran exclusivamente para los guerreros, por lo que el Jiu-Jitsu se fue utilizado como complemento para los luchadores para poder pelear uno contra uno pero se seguían usando espadas.

La primera escuela de este deporte que se tenga registro es la de Daito-Ryu-Aiki-Jujutsu fundada por el General Shinra Saburo Yoshimitsu durante el periodo Kamakura (1185-1336). El “daito” era una espada de 39 pulgadas que llevaba el Samurai.

El Jiu-Jitsu es un pasatiempo que se ha convertido en un arte marcial muy completo. Hay otra modalidad del  Jiu-Jitsu que es el Jiu-Jitsu Brasileño. Así que podemos decir que se practica principalmente en dos países, Japón y Brasil.

En esta disciplina existen algunos principios que son 1: movilidad, estabilidad y  balance, 2: Evitar colisión de fuerzas, 3: Resistencia mental y distracción, 4: enfocarse en el mínimo punto posible entre otros.