La primera vez que se habló de este arte marcial fue por el húngaro  Imi Lichtenfeld que nació en 1910. Creció en la   antigua Checoslovaquia más específicamente, en la ciudad de  Bratislava. Lichtenfeld era un buen deportista que practicaba varias disciplinas: lucha olímpica, boxeo y gimnasia, en los que tuvo éxito.

El creador de esta disciplina tuvo una infancia complicada, porque junto con su familia tuvieron que pasar muchas dificultades como discriminación religiosa por parte de los nazis; también estuvo presente en la guerra de independencia de lo que actualmente es Israel.     

La persona que inspiró a Imi Lichtenfeld a fundar el Krav Maga fue su padre Samuel, quien era policía e instructor de Defensa Personal, así es como empezó todo esto del Krav Maga, que quiere decir “Combate de Contacto”.

El Krav Maga es un sistema de defensa personal que se basa en una frase que se ha vuelto muy popular en diferentes ámbitos y con distintos significados que es: “La mejor defensa es el ataque”; el sentido que se le puede dar a esta frase, es que de esta forma nadie te podrá lastimar físicamente en ningún lugar.

Este pasatiempo internacional, es el sistema oficial de defensa Israelí. Sus fuerzas de seguridad nacional, (ejército, policía y servicio secreto Mosad) están entrenadas con este método.

Para la práctica del Krav Maga, es recomendable hacer ejercicios cardiovasculares, de tensión y realizar aquellos con los que trabajes con tu propio peso como flexiones, abdominales, entre otros.