Guanajuato, Gto 16 de abril de 2019. La delegación salmantina de la Cruz Roja se vio obligada a cerrar sus puertas debido a que no se garantiza la seguridad de su personal en reportes de emergencia.

El sábado por la noche, la delegación salmantina de la cruz roja decidió dejar de prestar servicio después de que un grupo armado interceptó una ambulancia donde viajaba un hombre herido por arma de fuego y se llevó al paciente.

Al respecto, el gobernador, Diego Sinhue, dijo brevemente que ya existe coordinación entre el los tres órdenes de gobierno para garantizar la seguridad de los paramedicos y que no sucederá lo mismo en otros municipios.

”Estamos trabajando con ellos, estamos trabajando de la mano con la alcaldesa, con la Cruz Roja y ya se ha restablecido el servicio y estamos en total coordinación con la federación”

Aseguró que ya se restableció el servicio de urgencias médicas por parte de Cruz Roja en Salamanca gracias esta coordinación.