Guanajuato, Gto 12 de junio de 2019. Ante los casos de acoso sexual que se denunciaron por estudiantes de la Universidad de Guanajuato, y los profesores acusados fueron sancionados solo con ocho días de suspensión, Luis Felipe Guerrero Agripino, rector general, sostuvo que el sistema de sanciones tiene que reformarse.

Además, refirió que, como institución, tendrán que reforzar las acciones en prevención, ver por toda la comunidad universitaria, y establecer políticas de mejora continua, donde una de las adecuaciones sea simplificar los esquemas de información y denuncia.

Comentó que, al momento no ha recibido la invitación oficial del Congreso, por parte de la comisión de Igualdad de Género, para participar en una mesa de trabajo y hablar sobre los casos que se denunciaron de las estudiantes y ver sobre las políticas de la universidad para poder mejorarlas, sin embargo, refirió que está en toda la disponibilidad de reunirse con los legisladores.

Insistió que, endurecer las sanciones es un trabajo de análisis al sistema sancionador, recordando que los ocho días de suspensión no es la única imposición, también está en materia de responsabilidad laboral, e incluso canalización con otras instancias en caso de ser una responsabilidad penal.

Los 14 casos de acoso sexual, fueron denunciados desde agosto de 2018 y la resolución por parte de la UG se dio a conocer el 31 de enero de 2019, donde se reconoció responsabilidades a los seis profesores acusados, y solo se les suspendió de su cargo por ocho días.

Sin embargo, a finales de mayo de este año, alumnas y ex alumnas de la Escuela de Nivel Medio Superior de Irapuato (ENMSI), denunciaron haber sido víctimas de acoso sexual por parte del personal docente de la institución; en al menos 34 denuncias anónimas se menciona el nombre de nueve maestros.