Charamuscas y Trompadas

Compartir

Cifras alegres cervantinas. Como cada temporada las expectativas de que cada Festival Internacional Cervantino debe superar a la edición anterior, en llegada de visitantes y derrama económica principalmente, las dependencias federales y estatales comienzan una carrera de números difíciles de creer.

La secretaría de Cultura y de Turismo federales y sus contrapartes en el estado y el municipio capitalino, sede principal de la fiesta del espíritu, hacen malabares para cuadrar los datos y que den el campanazo de que este, es el mejor cervantino de todos los tiempos.

Como si no les hubieran rasurado el 20 por ciento en recursos para este año, algo así como 40 millones de pesos y como si el Estado estuviera en jauja económica, como para soportar todas las actividades que están programadas para este mes,, como la Hannover Messe y la reunión de Industriales que se desarrollarán en León.

Por ejemplo afirma la dependencia que para la fiesta cervantina, “se espera una ocupación hotelera del 52 por ciento en promedio para Guanajuato capital, es decir, se pretende que se ocupen más de 35 mil 700 cuartos de hotel”, cuando en la capital hay una infraestructura de 147 hoteles y alrededor de 3 mil 692, habitaciones. Ahí nomás para que se dé una idea.

EL QUE ESPERA BUENAS NOTICIAS HOY es el diputado de Morena, Ernesto Prieto Gallardo, con la resolución a su apelación ante la Sala Superior del Tribunal Electoral, después de que la Comisión de Honestidad y Justicia decidió vetarlo y suspenderle sus derechos político-electorales.

El ex dirigente estatal y ex coordinador de la bancada morenista en el Congreso estatal dice que está optimista porque no hay nada que perseguir ante las acusaciones que le imputaron sus compañeros.

El legislador reiteró que sigue firme en participar en los procesos de consejos distritales, que inician el 13 de octubre, ser electo y pertenecer a la Comisión de Honestidad y Justicia, que es la misma que lo defenestró.

MÁS QUE BUSCAR EFECTOS mediáticos lo que se espera del Observatorio Ciudadano Legislativo, es que efectivamente ponga en evidencia a los diputados que nadan de a muertito y se la pasan, ya no levantando dedos, pero si apretando botoncitos para votar las iniciativas de sus grupos parlamentarios.

De esos que existen en lo general en todas las legislaturas, pero que les salen muy caros a los ciudadanos mantenerlos con un sueldo de casi 200 mil pesos, más otros 100 mil en partidas de representación y apoyos sociales, cuando menos, cada mes.

El nuevo presidente Luis Alberto Ramos, del Observatorio Ciudadano de León, se ha caracterizado por ser alguien comprometido con la sociedad. En este sentido, hay confianza en que haga un buen papel en este trabajo de evaluación y que escuche a sus compañeros de trinchera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *