Deseos en la cuesta

Para el ciudadano común y corriente los deseos de esta cuesta de enero se constriñen a: que no suban los intereses de las tarjetas, que me alcance para pagarlas, que no usurpen mi identidad, que se acabe de reconstruir la escuela de mis hijos, que el gobierno cumpla con sus obligaciones después del sismo en lugar de gastar el dinero en programas represivos como las foto multas.

¿Miedo a …?  

Poner empeño en lograr la paz, va mucho más allá de discursos bien estructurados o frases celebres repetidas millones de veces.

¿Qué sentimos?   

Tal como vaticinó Aristóteles y otros tantos griegos, la democracia es un poco menos imperfecta que otras formas de gobierno y lo que hace la diferencia es justamente la madurez o no de quienes tienen el poder del voto

Migrantes

Riesgoso no solo por lo que implica salir huyendo, sino por los altos niveles de corrupción e impunidad que se están dando en las instancias responsables de regular la migración, tanto a nivel internacional como nacional.

De ideas fijas   

La violencia es una de las reacciones normales en la bestialidad aun de los animales más desarrollados; la palabra es la alternativa del ser humano.

Decadencia   

Este mes de diciembre, de flores rojas y de música armoniosa medita como puedes aportar tú a erradicar la corrupción y por ende la decadencia de nuestro país.

Revolución

La verdad es que hoy enfrentamos un aniversario más, igual de descolorido que los últimos celebrados en esta y otras materias; los productores de cine y televisión ya se encargaron de desmitificar a Villa, Zapata y muchos otros hombres y mujeres que están en el catalogo de los revolucionarios.

Bajo el sol 

En nuestra tan vapuleada patria, si de algo no hay duda es que aquí se cantan bastante bien las rancheras. Demos una mirada no muy atrás, apenas en el siglo XIX Porfirio Díaz, paisano de Benito Juárez, se enemista con él  benemérito por cuestiones de reelección.

Erradicar la pobreza 

El tema ha sido parte fundamental para lograr el desarrollo del milenio y si bien en algunos países se presumen progresos irregulares, lo cierto es que cada día más mujeres y niños, sobre todo de los países menos desarrollados, sufren carencias que los hacen vivir en condiciones inhumanas.

Moribundos que no se acaban

La ambición humana es tal que llega al despropósito de imaginar que con sólo aumentar la normatividad, el orden y la concordia podrán lograrse dejando de lado premisas tan importantes como el permitir a todo sujeto educarse para comprender la diferencia entre el mundo del Deber ser y el del Ser.

INICIO