¿De quién es la patria?  

La patria es, mi estimado lector, de Usted, de sus hijos, de sus vecinos, mía; en suma la Patria es de todos y tenemos el deber y el derecho de defenderla.

Sensibilidad política

o se trata de llorar por la tragedia que afectó a algunos de los ciudadanos que me eligieron –muchos o pocos- sino de permitir que  partir de las emociones venga la actuación mas conveniente tanto para los afectados como para quienes fueran causas de esa afectación.

Perdónalos

Usted puede ser parte de esta reflexión a partir del hecho que el crucificado del Gólgota murió para que las faltas y desórdenes de todos, aun los que no saben lo que hacen, fueran perdonados.

Recuperar lo perdido.  

Si de placer o satisfacción se trata, son miles los artículos y opiniones que sistematizan las causas de la pérdida de felicidad…

¡Aunque Usted no lo crea!  

Que alegría que Adolfo López Mateos, o Lázaro Cárdenas, ya no estén aquí para ver el desprecio que las empresas tienen por los ciudadanos…

El cartel inmobiliario  

¿Estarían dispuestos a una rehabilitación idónea para erradicar su adicción al dinero extra-curricular? Estas mismas reglas deberíamos aplicarlas a cada uno de los que pretenden “servir a la patria”.

Prepotencia, ¿también privada? 

Usar las instituciones de manera facciosa, es una frase que escuchamos hasta el cansancio la semana pasada, ¿Qué significa esto?

Defraudadores y mata-viejitas

La honestidad no es tema sencillo, la corrupción incluye a muchos y beneficia a otros tantos. Aplicar la ley en este tema supone cuando menos dos cualidades: sabiduría y valentía.

Inofensivo

Tal vez en este mundo, donde el equilibrio es lo que cuenta, no existe una sola cosa relacional, comestible o de hábito que sea inofensiva si pensando que es buena para nosotros abusamos de ella.

Amor ¿nunca deja de ser?

¿Qué tipo de amor ofrecen a niños mexicanos las bandas criminales comerciantes de humanos, armas y drogas?

INICIO