Al desnudo

Es parte del cortejo habitual, libre y sano el factor sorpresa y la verdad es que sería un mundo mucho más tímido y aburrido (aunque tal vez menos sobre poblado) si todos nos pidiéramos verbalmente consentimiento para dar un beso, tocar una rodilla o tomar una mano.

La mermelada de la alacena

No creo que tenga nada de malo añorar el futuro si nos encontramos pasando por momentos difíciles y sabemos que va a valer la pena al final, porque nuestra meta está ahí y solo debemos capotear lo feo. En este caso, la promesa nos endulza el presente, no lo arruina.

Descuido ramen

También puede ser que descuidemos porque estamos cansados, en este caso tenemos la mejor disposición y además puede que sepamos hacer las cosas e incluso que sea algo cotidiano para nosotros, pero simplemente el cuerpo no responde a nuestros deseos.

Los señuelos de la rana

La versión original: una princesa caprichosa pierde su pelota de oro en un pozo y una rana se la devuelve a cambio de convivir con ella, comiendo de su plato…

El barbero y otros seres

Estos individuos basan su éxito personal en una de las pocas cualidades que tienen, la de saber encontrar la grieta del poderoso y colarse ahí como la humedad, haciéndoles sentir que están haciendo las cosas bien mientras buscan la manera de sacar provecho sobre los demás que toman otras herramientas para sobresalir.

Etiqueta moderna o la “net-tiqueta”

El manual de Carreño” el autor se  dio  a la tarea de reunir y documentar los deberes y reglas de interacción pública y privada de sus tiempos y se convirtió en un referente internacional de la buena educación.

Darle patadas al diccionario 

Por lo que escribo este laberinto es porque, más allá del amor a la simple forma o un apego irracional a las reglas, considero que la ortografía tiene una utilidad mucho mayor a lo que pensamos  y que dice mucho de quien la respeta.

¿Relato negativo?

Hay que aprender a leer entre líneas que están buscando lograr con estos relatos para poder conocer aquello que no nos cuentan.

La mano que soba

Una pareja violenta o un mal gobierno se requiere entrar en un ciclo de castigo y recompensa, pues no hay mal que dure cien años ni nadie que los aguante, ni física ni emocionalmente.

¿Planear o planear?

Debemos dividir aquello en partes, pequeños puntos en los que vamos haciendo escala a lo largo de un camino y que en conjunto conforman el objetivo más grande, digamos que lo que se nos figuraba como un salto gigante se convierte aquí en pequeños tramos y la forma en que los cubrimos son pasitos, la parte más pequeña de un plan, que debe poderse medir.

INICIO